El Consejo Regional de Junín está conformado por 13 representantes de cada provincia de la región. Su trabajo, se supone, es estar al tanto de las obras y programas que ejecuta el Gobierno Regional. Fiscalizar, darle seguimiento, denunciar si es que se requiere. Los consejeros de Perú Libre, sin embargo, se han dedicado a calentar el asiento y ganar sin mayor esfuerzo una dieta que bordea los 3 mil soles. En esta galería quedan en evidencia.

Saúl Arcos Galván, consejero por la provincia de Chupaca.

Saúl Arcos Galván es representante de la provincia de Chupaca y ocupa por segunda vez un sillón regional. Entre el 2011 y el 2014 representó a la provincia de La Oroya. Arcos, aparte de dormir, como se percibe en la foto, ha sido investigado por mentir al Consejo Regional. En una sesión pidió permiso por supuestos motivos de salud pero apareció en una ceremonia oficial del gobierno regional.

Jesús Lara Guerra, consejero por la provincia de Chanchamayo.

Otro «dormilón» es el consejero de Chanchamayo Jesús Lara Guerra. En más de una sesión ha sido visto descansando muy apasible mientras sus colegas debatían importantes puntos. En su provincia, el puente Noruega, tan esperado por la población, está paralizado. Pero él, casi ni se entera. prefiere un ronquido al estilo Perú Libre.

Luis Carhuallanqui, consejero por la provincia de Satipo.

Luis Carhuallanqui es otro personaje. Sus «modales» de comer en el consejo son tan expresivos y exagerados que parece no haber probado alimento en semanas. El último martes, mientras el consejo debatía una posible destitución de gerente de Demarcación Territorial por perjudicar a la población de Sonomoro del Ene, él prefería un suculento pan con jamón.

Jorge Buendía, consejero por Huancayo.

Jorge Luis Buendía es el consejero delegado y representante de Huancayo. Cuando Perú Libre empezó a formarse en Junín era de los hombres que pintan paredes ajenas y aplaude a su candidato hasta por estornudar. Hoy en el consejo se caracteriza por limpiarse los mocos y los dientes mientras la prensa lo graba.

Abimael Rojas es consejero de la provincia de Junín y, quizá, uno de los más formales y decentes en el sentido político. Pero cuando el hambre gana, no hay etiqueta que se respete.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest

Share This